Diferencias y similitudes entre la consultoria corporativa y la consultoría social con Konesans

Diferencias y similitudes entre una consultoría empresarial y una consultoría empresarial-social

Es común pensar que las empresas sociales, ONGs, fundaciones, sin ánimo de lucro, que no es lo mismo que no lucrativas, o aquella que tienen productos y servicios de bien social, son diferentes a las empresas «de toda la vida».

Similitudes entre empresas sociales y «clásicas»

El parecido básico entre empresas «clásicas» y «sociales», es que son todas empresas, y por lo tanto, han de ser lucrativas, es decir, han de generar beneficios y riqueza.

Han de ser independientes económicamente. No han de depender de subvenciones, aunque en ocasiones las reciban, estas no son su principal fuente de ingresos. Si estas desaparecieran, las empresas continuarían siendo rentables y sostenibles.

Ganan su propio dinero para financiar su funcionamiento y seguir compitiendo en el mercado, sea este el que sea.

Tanto las empresas como las empresas / organizaciones sociales necesitan lo mismo:
  • funcionar de forma eficiente
  • optimizar la inversión de sus recursos
  • obtener la máxima rentabilidad de la inversión de sus recursos
  • copar un área interesante de mercado que les permita seguir perdurando en el mismo
  • gestionar correctamente su talento interno
  • innovar y competir con eficiencia
  • abaratar costos y generar el máximo margen de beneficios

Por ello a nivel de consultoría o de ir a buscar expertos al mercado del conocimiento, que puedan ayudar a la empresa en todos estos puntos, en principio, van a necesitar que sepan de lo mismo. Puesto que al fin y al cabo, han de solucionar el mismo tipo de problemas.

Diferencias entre empresas sociales y «clásicas»

Básicamente se diferencian en la misión y los valores, los cuales dentro de las sociales, están orientados no tan sólo a la sostenibilidad económica, si no a que el «beneficio», tanto monetario como intangible, impacte positivamente dentro de la sociedad en la que operan.

El porqué compiten y el tipo de productos y servicios que ofrecen, y cómo los ofrecen es la diferencia fundamental entre una empresa social y una de «toda la vida».

Tienen una intención añadida a parte del beneficio económico y la sostenibilidad, que es el beneficio y el retorno de valor añadido, de crecimiento y riqueza, a la sociedad en la que están compitiendo.
En este punto, es un valor añadido el hecho de que consultores que han trabajado desde siempre en empresa «clásica», además, tengan conocimientos específicos del sector social. 
¿Acaso a las empresas «clásicas» no les importa su impacto sobre la sociedad? En ocasiones sí y en otras no. Aunque la gran mayoría de las veces, simplemente no son conscientes de este hecho y están pendientes de reflexionar sobre este tema.

Desde hace algunos años las empresas «de toda la vida» están comenzando a reflexionar sobre cómo implantar RSEs (Responsabilidad Social Empresarial) o cómo hacerse más sociales dentro de su propia forma de ser. (Si os interesa este tema, podéis consultar cómo proponemos nosotros llevarlo a cabo. «Ayudas a empresas que quieren ser más sociales«).

Ejemplo de la misma empresa siendo «clásica» u orientada socialmente.

Empresa de catering que ofrece platos y servicio donde incluyen cocina para intolerancias alimenticias a hoteles, congresos y eventos varios. Incluido el servicio de camareros con perfil profesional especializado en la hostelería.

La misma empresa, que además de ofrecer este tipo de cocina, la elabora con productos de proximidad basados en comercio justo y directo con el agricultor. Además, el servicio de camareros tiene una vertiente de negocio inclusivo, en la que se forma a personas en riesgo de exclusión social, en una profesión como es la de servicio de restauración de alto nivel, para ofrecerles una forma digna de ganarse la vida, mientras ofrecen un servicio a eventos profesional y de calidad.

Qué ha hecho diferente la empresa orientada socialmente respecto a la «clásica»

  • Ha elegido con un criterio social el tipo de proveedores de productos que va a presentar a sus clientes. (Comercio de proximidad y comercio justo).
  • Ha formado y educado a personas que no tenían una profesión y que no tenían recursos para financiarse esta formación, que les ayuda a tener una oportunidad laboral que mejorará su vida. (Proyecto de formación y de Creación de Valor Compartido)
  • Ofrece la oportunidad de tener un primer empleo como profesional júnior dentro del sector y también la oportunidad de continuidad y de estabilidad laboral dentro del sector, para que la persona y su familia, se integren en la sociedad del bienestar y mejoren sus vidas y las de su entorno. (Negocio inclusivo).
  • Da la oportunidad a sus clientes a impactar con su decisión de compra, en el desarrollo de una sociedad capaz de generar mayor valor dentro de si misma, donde todo el mundo tiene la posibilidad de aportar para su desarrollo. (Consumo responsable).

 

 

En Konesans tenemos programas para todo tipo de «socialización» de la empresa, desde Ayudas para hacer la empresa más social, implantación de proyectos de RSE, proyectos de Creación de Valor Compartido, para empresas sociales y no sociales, así como consultoría especializada en el sector social.
Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail to someone